Salah

Rudi García y Spalletti fueron, lógicamente, adaptando su libreto personal, pero ambos tuvieron, cada uno en una mitad del curso 2015/2016, en Miralem Pjanic un hombre que además de lanzar al espacio a Gervinho y, por supuesto, a un Salah que mantuvo la capacidad de ruptura, aunque no fuese en exclusiva, a un futbolista que aumentaba la estancia de su equipo en el ataque posicional. El bosnio, en ese momento, actuaba como interior derecho en un 4-3-3 en el que su gestión del carril interior derecho pasaba desde dar un apoyo a Keita o De Rossi en el primer pase, hasta recibir por delante de la línea de la pelota en campo rival. Salah, que ya prefería la banda derecha en esos ataques estáticos, siempre tenía cerca de uno de los grandes centrocampistas en términos de gestión de la pelota del panorama actual, lo que enriqueció su juego posicional.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Quizás uno de sus problemas durante su estancia en Roma, más allá de que sus números no fueron en absoluto negativos -marcó 29 goles en 65 partidos de Serie A con la camiseta giallorossa- fue que aún debía evolucionar en cuanto a seguridad en sus remates. Ocurre en el fútbol italiano que, por cultura, el equipo grande encuentra muchos partidos en la temporada viéndose obligado a un ataque organizado bastante constante ante rivales con nueve o diez jugadores por detrás del balón, y probablemente eso redujo la efectividad anotadora del egipcio, que dividió sus disparos entre acciones de transición, donde encaraba portería y definía con más soltura, y golpeos con más opción de ser bloqueados, donde mostró una necesidad de evolucionar tanto en técnica como en toma de decisiones.
Indiscutiblemente, Salah se trataba de una de las grandes estrellas del fútbol italiano cuando el Liverpool decidió acometer su fichaje, pero en ningún caso podía esperarse el espectacular rendimiento que ha dejado bajo los mandos de Jürgen Klopp. No cabe duda de que el técnico alemán era el más propicio para explotar sus virtudes, y el fútbol inglés, un terreno en el que las transiciones rápidas y verticales están a la orden del día, un lugar perfecto para terminar de encontrar su madurez. Sin embargo, Salah está reventando récords -puede llegar a ser el futbolista que más tantos marque en una temporada de Premier League- de forma absolutamente sorprendente.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Una de las ventajas indiscutibles para Salah es que su aterrizaje en el Liverpool se ha producido después de que Klopp haya tenido un margen de trabajo lo suficientemente amplio como para dar forma al equipo que él quería. El conjunto red es un bloque que se basa en dos conceptos claros e innegociables: presión y verticalidad. El escenario potenció a un Salah que de un plumazo se encontró con dos grandes noticias: le iban a dar la pelota al espacio, donde ningún defensa de la Premier League puede darle caza en carrera, y esos envíos, encima, iban a ser tras robos a gran altura, por lo que las situaciones de remate tras ese pase iban a ser si cabe más francas.