Rodrigo

Por un lado, volver a plantar un 4-3-3 como en 2016 parace ahora factible y creo que es como mejor potenciaría el centro del campo. Véase: Koke, Thomas y Saúl como interiores al fin (lo que realmente son). Visto así se podría empezar a plantar bloques medio-altos donde dominaramos la posesión a partir de Koke/Thomas como eje, Griezmann por delante y Rodri por detrás, con recuperación tras pérdida. Por supuesto solo es una teoría. Básicamente la idea es la de siempre: acercar a Saúl al área, y a Koke a la frontal y lateralizarlo para abrirle el ángulo de pase. Thomas encajaría como rotación para ambos perfiles, el de Koke-conector y el de Saúl-llegador. Creo que seguir en un 4-4-2 si lo que quieres es presión en vez de repliegue y circulación en vez de contra es contraproducente lo mires por donde lo mires.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Por otro lado, estoy convencido de que Rodri va a poder funcionar como único 5, sencillamente porque ya lo ha hecho en el rombo de Calleja y acompañado de jugadores con menos capacidad de ayuda o recuperar metros que los colchoneros. Incluso no descartaría alguna vez suelta ver un rombo Rodri-Saúl,Thomas-Koke, formando lo que dería casi un 4-3-2-1 de facto. Visto que no está consiguiendo explotar las bandas arriba, más que los destellos tácticamente incoherentes de Correa, ¿por qué no probar?

En el tema de la defensa del área, es verdad que hay que ser más cautelosos. No se le ha probado tanto en esas circunstancias como para valorarlo. Sin embargo, domina el juego aéreo, no se complica, tiene buena reacción para saltar a la presión, mide perfectamente las distancias con el atacante para ver si entra o retarda, vigila su espalda y sabe perfilarse. Nada parece indicar que a poco que lo entrene y lo juegue no vaya a destacar también en eso.

El punto que se comenta en el artículo de su agresividad con balón lo veo algo muy importante de resaltar. Hace tiempo dije que me parecía que pecaba de mirar demasiado poco arriba. Sin embargo, a lo largo de la temporada tengo que decir que me ha callado la boca de manera irrefutable. Y ahí es donde veo que puede haber un verdadero filón para conjugar el modelo de ataque largo al espacio con una mayor posesión. Es muy llamativo ver cómo ahora Rodri bate líneas una y otra vez cada partido. Y eso hace que ni siquiera necesites recurrir a un ataque posicional tan trabajado y sobre todo que Koke y Griezmann no pierdan altura.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Con todo esto, lo que me refiero es que me uno al hipe colectivo con la llegada de Rodri, ya que cubre los puntos negros que tenía el centro del campo y te abre el abanico de posibilidades. Es la pieza que hace que todas las demás puedan jugar donde les corresponde.
Por cierto, a mi la temporada de Koke como armador cuando estaba Augusto por detrás no me pareció ningún fiasco. De hecho, incluso se ganó a equipos top (Barça, Bayern) discutiéndoles la posesión. Otra cosa es que Koke en el doble pivote no podía dar la talla defensivamente, se perdía su presencia arriba para enlazar y nunca la tocaba en profundidad. Pero todo eso es justo lo que te compensa Rodri. Por eso un doble pivote Koke-Rodri para dominar se me antoja muy pero que muy interesante. Sería el punto que te acercaría a poder jugarle de verdad de tú a tú a losbdos cocos. Ser capaz de esconderles el balón en el medio. Y eso Koke sí lo hace de fábula.