Japon

El combinado nacional sufrió la expulsión de Carlos Sánchez en el minuto 3 y no logró remontar el partido. Quintero anotó para los nuestros. Kagawa y Osako, los goles nipones.
En el estadio Mordavia Arena, de la ciudad de Saransk, la Selección Colombia debutó este martes en mala forma en el Mundial Rusia 2018 al perder 2-1 frente a un duro equipo de Japón, que fue aplicado y que aprovechó cada error de los dirigidos por José Pékerman, en el arranque oficial del grupo H del Mundial Rusia 2018.
Finalmente, el día llegó. El seleccionado colombiano, el equipo de todos, tuvo una nueva cita con la historia en los mundiales frente a los japoneses.
Como en Brasil 2014, las tribunas del estadio de Saransk estuvieron colmadas de miles de hinchas colombianos, de miles de corazones que se agitaron y acompañaron al equipo a escribir un nuevo capítulo en su historia.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Mientras tanto en Colombia, a más de 10.800 kilómetros de Rusia, 50 millones de hogares madrugaron, café en mano, para ver el debut de James, Falcao, Ospina, Sánchez, Cuadrado, Quintero, de los ‘guerreros’ que en las Eliminatorias prometieron no desfallecer y cumplieron.
Los dirigidos por José Néstor Pékerman salieron a buscar el protagonismo y a dominar las acciones, pero en una desatención de la defensa, antes de completar los primeros cinco minutos, los nipones se fueron adelante en el marcador.
A Dávinson Sánchez le ganaron la espalda y Carlos Sánchez tuvo que meterle la mano en el área para evitar el gol. El juez del compromiso, el esloveno Damir Skomina, no dudó en sancionar el penalti y expulsar al mediocampista nacional.
Shinji Kagawa cobró y puso el 0-1, en el minuto seis. Se derrumbaba el plan inicial de Pékerman.
En las tribunas era evidente el desconsuelo, las caras largas de los hinchas colombianos, que, sin embargo, no dejaron de cantar y alentar al equipo, confiados en la remontada.
La Selección, con un hombre menos pero un corazón inmenso, se fue encima por el empate.
Juan Guillermo Cuadrado era el hombre más desequilibrante de los nuestros e intentaba desbordar por la derecha para buscar a Radamel Falcao, quien tuvo dos intentos de gol que terminaron en las manos del arquero japonés Eiji Kawashima.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Pero Pékerman le metería mano al partido. El seleccionador sacó a Cuadrado y metió a Barrios, para darle más equilibrio al mediocampo del equipo. Una decisión que dio resultados.
En el minuto 38, Falcao se ‘inventó’ una falta en el borde del área rival y quien tomó el balón para el cobro fue Juan Fernando Quintero.
El volante de River Plate, de Argentina, inteligentemente, mandó el balón por debajo de la barrera nipona y le dio la igualdad a Colombia. ¡Gol! 1-1 ¡Fiesta, algarabía y júbilo en las tribunas!
Así, con aire en la camiseta, se fueron al descanso los nuestros.
Para la segunda mitad, el partido continúo parejo y fueron los japoneses, aplicados, los que aprovecharon los errores y se quedaron con el encuentro.
En el 57’ salió Quintero y le dejó su lugar a James Rodríguez, el ‘10’, el goleador del pasado Mundial con seis tantos, que no pudo estar desde el arranque por precaución debido a una fatiga muscular, y levantó el estadio, esperanzado en la victoria.